domingo, 4 de septiembre de 2011

LA CREACIÓN.


UNA EXCLUSIVA DE DRAGON RECORDS INC.

TODOS LOS DETALLES DEL MÁS IMPORTANTE EVENTO DESDE EL PRINCIPIO DE LOS TIEMPOS.


Paralelamente a la rueda de prensa que el mismísimo Dios está ofreciendo a todo el mundo en la aldea de los Lubumba (Lubumba Tribe, Mombasa enterate), la Redacción de Again with the Blues, se complace en ofrecerles en primicia mundial el reportaje elaborado por los servicios informativos de DRInc, acerca de los inauditos estudios del conocido cosmógono y videoaficionado Abdul Al-abím. Las asombrosas coincidencias entre ambos hechos nos hacen preguntarnos si no se trata de un momento histórico el que estamos viviendo. Tan histórico como el legendario partido España-Brazil del próximo jueves.

“Según los escritos del sabio andalusí Abdul Al-abín Al-abám Al-abím Bombán, reputado y famoso compilador cuyo nombre es, aún hoy, repetido con fervor por los miles y miles de peregrinos que acuden los días santos al recinto sagrado a contemplar en místico arrobo las evoluciones de la esfera blanca y negra que simboliza en su dualidad el continuo girar y nunca detenerse de la realidad cambiante (largo y profundo es cuanto se ha escrito y se escribirá sobre el significado oculto de los aspectos de esta sagrada ceremonia); según sus escritos, decíamos, el Universo comenzó a latir súbitamente, en un inmenso estallido en el que participaron todas y cada una de las partes que componen la “espuma del río del Tiempo” (como fue llamada por el britano Arcturus C. Clarcus).

Muchos otros han hablado acerca del momento de la creación al que han llamado “Estallido Primordial”...muchos han especulado acerca de sus peculiaridades y aconteceres...por ello ¿qué es lo que diferencia a los escritos del filósofo andalusí de los de otros filósofos? ¿Por qué han de merecernos más crédito sus desmañadas palabras que las de otros escritores de prosa más elegante y fluida?. 

La respuesta es sencilla: a diferencia de quienes hablan teorizando y sobre la base de prolijos cálculos y enrevesadas álgebras, Abdul Al-abín (no muy ducho en las pitagóricas artes, antes bien algo fato en tales materias)  optó por entrevistar a cuantos testigos presenciales de aquel hecho singular pudiese encontrar. A diferencia de quienes hablan sobre la base de la revelación directamente recibida de la Divinidad, Abdul Al-abín (no particularmente interesado en la mortificación, el ayuno o las sustancias psicotrópicas) eligió equiparse de papel, lápiz y vídeo cámara y se puso en marcha con la finalidad de localizar a los citados testigos.

Y en contra de lo que podríamos sospechar, encontró varios, dignos de todo crédito, a los cuales interrogó y con cuyas vivencias compuso el que se ha venido en llamar “Liber Initiorum”. Queridos amigos, lo que ahora les ofrecemos en exclusiva, es la transcripción de las grabaciones de aquellas entrevistas, tal y como fueron obtenidas por el intrépido sabio y antes de su presentación final:”

LIBER INITIORUM (tomas falsas).

Abdul: Nos encontramos en la casa del señor...
Dios: Señor... “El” Señor.
A: ...del señor El Señor...
D: No, no, “El Señor” a secas!!!
A: ...del señor A. Secas... Díganos señor Secas...¿podemos llamarle El?
D: ¡Por favor! (mesándose los cabellos)
A: Bien El...¿a qué se dedica usted?
D: Bueno, yo soy Dios...creo universos y cosas así.
A: (a la cámara) como podemos ver, el señor Secas es dios, lo cual es, como todo el mundo sabe, un cargo que implica grandes responsabilidades y exige grandes dosis de honradez y buen juicio. En función de esta ocupación, nadie dudaría que se trata de un testigo digno de todo crédito y cuya palabra difícilmente puede ser puesta en duda (a Dios) ¿no es así?
D: No puedo contestarle. Podría pecar de inmodesto y, aunque soy omnipotente, no debo pecar. Imagine Vd. que peco de orgullo...¡Tendría que sacar otra vez a Lucy Pheer de los infiernos y sentarla a mi diestra, entre los bienaventurados!.
A: Bueno, El...tenemos entendido que Vd. estuvo presente en el momento de la Creación...¿puede decirnos cómo fue?.
D: Bien, er...hace ya mucho tiempo de eso, pero...si no recuerdo mal hubo un estallido inimaginable y las cosas acontecieron...
A: ¿No podría ser un poco más explícito?
D: Verá Vd. Antes de aquello, no había sitio para sentarse, ni luz, ni oscuridad, ni, propiamente hablando, un “antes”, lo cual es una situación, además de complicada de entender, incómoda y aburrida. De modo que las cosas fueron, y se hizo el sitio y el tiempo comenzó a contar y todo resultó más entretenido.
A: Sí, El. Todo eso está muy bien, pero ¿cómo fue?, es decir ¿cómo sucedió todo? ¿estaba Vd. antes que eso? y, si eso es así, ¿de dónde viene Vd.?...
D: Verás, Al -bombín. . ya te he dicho que no había “antes” por lo cual tu pregunta carece de sentido. Simplemente todo  se puso en marcha y creció, y fue la luz y la materia y las estrellas y los mundos. Con respecto a mí te diré que yo no estaba antes, ni estoy ahora por que, como dicen los budistas “soy tan grande que no tengo necesidad de existir”.
A: ¡Pero eso no es una respuesta!
D: Mira, Bombín: te diré una cosa...desde el inicio del tiempo, todas las respuestas están colocadas ante las narices de los seres conscientes...sólo es preciso hacer las preguntas adecuadas...¿capisce?

(sigue un salto en la cinta; durante varios minutos, Abdul Al-abín Al-abám nos obsequia con una detallada panorámica de sus babuchas. Podemos observar con milagrosa claridad (se nota que Dios estaba cerca, de lo contrario habría salido, como siempre, desenfocado) que Abdul ha pisado una materia blandusca y terrosa, de color pardo, que se ha quedado parcialmente adherida a su babucha derecha, justo debajo de donde dice “Avia”. Finalmente, apaga la cámara.) (Nuevas imágenes)

Abdul: ¡Señor Murphy!, ¡Señor Murphy!, ¿Podría contestar a unas preguntas?
Murphy: ¿Cómo?
A: ¿No es verdad que Vd. estuvo presente en el momento de la Creación?
M: ¿Se refiere Vd. al “Estallido Primordial” o a las otras?
A: No, No, esteee...me refiero al Estallido...
M: Pues claro que sí, chaval...¡si yo lo hice todo!
A: (a la cámara) Señoras y señores, en rigurosa exclusiva las declaraciones del legendario Murphy, señor del Caos a quien muchos veneran como el verdadero Dios de todas las cosas, que afirma que él es el responsable directo de la Creación del Universo. (a Murphy) ¿Podría contarnos cómo fue, paso por paso?
M: Bueno, pues allí estaba yo, en lo alto de la cuesta termodinámica, sin decidirme sobre si lanzarme o no cuando veo a aquella ciudadana en algún lugar del futuro y me digo: be-bop-a-lula, ella es mi nena y luego me digo pero...¿cómo va a acontecer semejante portento si resulta que el Tiempo no está transcurriendo?, nada, nada, ni corto ni perezoso me lanzo y allá va la segunda Ley, corriendo de arriba abajo hasta el Final-de-todas-las-Cosas por culpa de las ligaduras del tensor de Weyl o yo qué se qué leches y ahí está, el tiempo-espacio contando y creciendo y sin marcha atrás...y lo mejor de todo es que en algún lugar entre el Estallido y el Final-de-todas-las-cosas, está ese cuerpazo impresionante y, chato no se tú, pero yo voy a estar allí todo lo que sea posible.
A:...pero...pero...nuestros lectores están interesados en saber detalles técnicos del asunto, cosas como ¿qué aspecto tenía “antes”? ¿hizo mucho ruido el Estallido? ¿quién decidió que sucediera? y, lo más importante...¿por qué?
D: Antes no tenía ningún aspecto...¿es que no he dicho que el tiempo no estaba transcurriendo?...Todo empezó en el petardazo...y las cosas fueron deprisa ¿sabes? Al rato ya se veía y luego empezaron a aparecer “cosas”...Pero no hizo mucho ruido...total no había seres conscientes para escucharlo y ya se sabe ¿hace ruido un árbol que cae en el bosque si no hay nadie para oirlo?. Respecto a la decisión, creo que tiene que ver con la gente del ciclo anterior ¿conoces la teoría del ciclo expansión-contracción-expansión de los Universos?
A: Sí, claro. Pero algunos autores la consideran irrelevante pues nada puede pasar de un ciclo a otro con lo cual carece de sentido hablar de “antes”, como Vd. mismo ha dicho...
D: ....y es verdad...pero imaginate que el “Estallido Primordial” no es caótico...sino que está codificado...
A:(a la cámara) ¡Joder! a este puto trasto se le acaban las pilas precisamente ahor....

(Nuevo salto en la cinta. Unos minutos de ruido blanco. Es lógico que cuando las cosas puedan ir mal, vayan mal, particularmente si uno está al lado del propio Murphy. La cinta presenta varios empalmes hechos con papel celo entre los cuales se vislumbran retazos de imágenes. En uno de ellos Murphy pronuncia claramente la palabra “boniato”. Nuevo salto)

Abdul: Se encuentra ahora con nosotros Dª Guadalupe Cado Venial. Dª Guadalupe es profesora de historia en el Instituto de Desasnamiento “Vírgen de la Macarena” y según los informes y testimonios proporcionados por sus alumnos y sus compañeros ocupa ese puesto desde el momento mismo de la creación....Díganos, Dº Guadalupe...¿es cierto eso?
Guadalupe: ¡Moro grosero y sin modales! ¡esa no es pregunta para hacerle a una señorita!
A: Disculpenos, Lupita, pero no es falta de consideración, sino un estudio en vivo del testimonio veraz que puede proporcionarnos un fósil viviente como Vd.
G: ¿Me ha llamado “fósil viviente”?
A: (Cándidamente) bueno, sí. Es un cumplido. Viendo su aspecto nadie diría que tiene usted veintemil millones de años. Aparenta ser una muchachita de no mas de ciento cincuenta millones

(Se puede apreciar perfectamente que Abdul no tiene mucha mano izquierda con las mujeres, puesto que las imágenes muestran claramente que Dº Guadalupe, tras hacerle comer un borrador, obliga a nuestro audaz investigador a escribir en la pizarra la frase “No volveré a mofarme de las doncellas desvalidas” no menos de quinientas veces. 

Sigue un nuevo salto en la grabación y la imagen muestra a Abdul sentado en un jardín primaveral, bajo unos cocoteros, sujetando en su mano un cóctel de guayaba, coco, lima, unas gotitas de angostura y seis medidas de ron añejo. Sentada junto a él una chica, con el cuerpo de una diosa griega,  cubre sus desnudeces con unas braguitas transparentes, filiformes y a todas luces imprácticas, mientras deslumbra a los maltrechos pixels de la video cámara cada vez que sonríe.)


Abdul: Estamos ahora en el original rincón de recreo de la señorita Lucy Pher...
Lucy: ...Oooh, querido...¡qué calor! ¡esto es un verdadero infierno!
A: La señorita Pher es...
L: Tu ama, pequeño penecillo.
A: (visiblemente sudoroso)...es...directora del campo de vacaciones “Abandonad toda esperanza los que entráis en este lugar” y, según fuentes dignas de todo crédito es testigo presencial del momento de la creación ¿no es así?
L: Sí, tesoro. Allí estaba yo, totalmente desnuda, inmersa en el estallido ardiente y palpitante, mientras todo a mi alrededor pulsaba y se expandía y se hacía más y más y más y más grande. Oh, sí más grande y con sustancia.Todo era tan material, ya sabes. En fín, fue un polvazo impresionante (por decirlo de una forma poética)
A:(que ha babeado visiblemente durante la descripción de la testigo)....y ¿puede  recordar algo de lo que había antes?
L: Chico, cuando consigues un orgasmo así, es como si nacieras de nuevo, a mí me da como una amnesia....Realmente resulta dificultoso saber si de verdad existía alguna cosa antes. Bien mirado, no tiene mucho sentido hablar de un “antes”. Una debe medir el tiempo a partir de ese momento y contar uno a uno los segundos que quedan hasta que se repita.
A: ¿Que se repita? ¿Acaso la creación es un proceso recurrente?
L: ¡Qué fácil es apreciar que vuestra mentalidad falócrata y antropocéntrica limíta vuestros modos de pensar! ¿Es que acaso no puede una tener varios orgasmos seguidos? Lógico pensar que un hombre piense que sólo hay lugar para UN sólo estallido. Una chica (aunque sea una chiquilla inocente como yo) sabe que caben unos tras otros, lentos como las plácidas olas del mar o bravos, explosivos, como volcanes o (para algunas afortunadas) como universos enteros que pulsan, lamen, acarician, sojuzgan y estimulan, todos los cosquilleos de un placer sin parangón, sin palabras, inexpresable. Inmenso. Se le está manchando de baba el micrófono, señor Abdul.

(Se escucha una tos y la imagen se zarandea violentamente. Es obvio que el osado reportero ha dejado caer la costosa cámara sobre la hierba, puesto que la imagen muestra unos centímetros de césped y, en un plano contrapicado la clara imagen de las figuras entrelazadas de La comisión de protección de la Juventud y la Infancia ADVIERTE que el contenido de los seis parrafos siguientes consistía en descripciones de imágenes que pueden herir la sensibilidad de sacerdotes y otras personas sin preparación. No es, pues, aconsejable permitir que los mismos tengan acceso  a ellas sin el adecuado control. puestos en orden los vestidos. Abdul recupera la cámara, con lo que la imagen regresa a lo normal y la grabación se ve nuevamente interrumpida.)

La serie de entrevistas que condujo a la culminación del proyecto Liber Initiorum, continua con varias horas de grabación adicionales que fueron reducidas por Abdul a dos: amarás a Dio...Esteeee, ya nos estamos liando, queremos decir, a un documental de dos horas de duración que será próximamente emitido por los servicios videográficos de DRInc. 
En nuestro próximo número, sin duda, continuaremos con la publicación de éste trascendental y excepcional documento. 
El Profesor Michael Mouse, de la Universidad de Orlando (Florida) ha calificado este libro de “un documento sin parangón, que afectará a la forma que la Humanidad tiene de entender el Universo, en mayor medida, si cabe que el encuentro de las selecciones de Alemania y Burundi en la final de los campeonatos del Mundo de Balompié o que la elección de Miss Mundo”.

(Originalmente publicado en la revista "Again with the Blues". Noviembre de 1997)

No hay comentarios: