miércoles, 30 de noviembre de 2011

Nueva Droga de diseño... ¡Atención!

Conocida por el nombre de “EZTAZÍKEZÍ” una nueva droga de diseño ha comenzado a ser detectada por la Policía Nacional de Akí en colaboración con las Brigadas de Narcóticos de Allá, en diferentes redadas realizadas en tugurios, antros, tascas y garitos de variada índole y catadura.

La droga, presentada bajo la forma de unas pastillas de color rojizo, forma estrellada y sesenta y cinco kilogramos de peso actua liberando una enorme e intensa sensación de alivio al lograr ingerirla por via nasal porque casi se ahoga uno en el proceso.

Cada unidad cuesta unos setenta y tres mil euros y sus efectos son diversos: euforia, desinhibición y alegría en pequeñas dosis para ocasionar descoordinación motora, dificultades locomotrices y de expresión así como alteraciones del equilibrio a dosis mayores.

Como quiera que sus efectos son los mismos que produce la ingestión de unas cervecillas, la policía ha dejado de perseguir a los subnormales que se gastan un pastón enorme en esa soplapollez.

-Es su dinero- ha dicho a la prensa el subcomisario de la Brigada Anti Vicio, Inspector Mento -Y nosotros no somos una Brigada de control de Inteligencia-.

Si alguno de nuestros lectores está interesado en saber más acerca de esta droga, puede encontrar información actualizada en la página güeb

www.ruedamolino.arg/meahogo.htm



(de la revista "Again with the Blues", noviembre de 1999)









.

Juego letal.


"(Toys'R'YOU).- 

Un niño de seis años de edad, Omar Tillo, fue condenado ayer por un jurado de doce niños sin piedad a pasar una pensión alimenticia para contribuir a la manutención de los muñecos que compartió durante seis horas con la niña Adelaida Lecaña. 
Aparentemente, tras haber decidido jugar “a los papás y a las mamás”, el joven Omar se cansó del juego y decidió abandonar a su compañera, quien lo denunció en el acto por abandono del hogar, solicitando el divorcio a un grupo de niños que jugaban a abogados. 

Tras conseguir que un niño que jugaba a los médicos certificara que había sido objeto de maltratos físicos y abusos sexuales, la joven Adelaida presentó el caso ante la infantil corte, exigiendo que fuese el encausado quien se hiciese cargo de la manutención de sus tres BarbiesTM, siete CocolinesTM y dos NenucosTM
-Voy a sacarle hasta la última peseta a ese cabrón- declaró la niña ante un grupo de chicos que jugaba a los periodistas. Teniendo en cuenta lo que cuesta mantener a una sola BarbieTM, no dudamos que lo conseguirá."


(De la revista "Again with the Blues", nº 8. 1994)

martes, 22 de noviembre de 2011

Magia negra para principiantes VII

..."Ojalá alguien regale a tus hijos un juego completo de tambores y trompetillas..."




(del "Librako de las Maldiciones Bordes" del Prof. Emmelius Browne (Oxford, 1932)

domingo, 20 de noviembre de 2011

Viajes con encanto 1

MARCORA, EL ENCANTO DE LO COTIDIANO.

“Aunque en los mapas no figura muy claramente, no cabe duda de que el centro del Universo es sin duda un lugar maravilloso excavado en la roca llamado Fraguel Rock”

(chooorras, ya nos hemos liado otra vez. Sabréis disculparnos y si no, ya va siendo hora de que aprendáis, que vamos teniendo una edad, lessshe...)

“Aunque en los mapas no figura muy claramente, no cabe duda de que Marcora es una hermosa ciudad, especialmente si a uno le gusta dormir entre mugre, infestarse de piojos, oler a pies y axilas retestinadas y enganchar una disentería tras otra por beber la putrescencia que los Marcoranos hacen pasar por agua, y comer las salsas parduscas y las gorrinadas que parecen preferir de forma obsesiva a los alimentos enlatados y precocinado propios de los países civilizados como el de quien sea el- o la- que esté leyendo, claro..

Llegar a Marcora es bastante sencillo y barato. Claro que si uno no quiere ir andando y tardar seis meses en llegar, entonces debe coger un autobús que cuesta tan solo 600 € y apenas tarda tres días de ruta entre cerros abruptos y barrancos horrorosos en los que compartirá asiento con una tribu de familias numerosísimas con una especial predilección por las gallinas como animal de compañía.

Marcora, situada al norte de la República de Andestán, en las costas del jabonoso mar de Ajax, es, al contrario de lo que su mala prensa podría hacernos esperar, un lugar infecto, insalubre y perpetuamente cubierto por el lodo negruzco que desprenden los superpetroleros cada vez que, por mantenimiento o por pura mala sombra, vacían sus tanques en el estuario sobre el que se encuentra la ciudad. 

-Este vaciado es tan frecuente que, de hecho, Marcora es famosa y figura en el libro Guinness de los Records por ser el único lugar del mundo donde el agua del mar es inflamable y se emplea directamente, sin diluir, para hacer funcionar maquinaria pesada-.

Aunque existe, el Aeropuerto internacional de Marcora, también figura en el Guinness de los Records como poseedor de la mayor montaña de carne picada del planeta, lo cual hace innecesario entrar en más detalles acerca del cómo llegar. Entendemos que queremos decir cómo llegar vivos, claro.

Cuando uno llega a Marcora por primera vez, queda inmediatamente prisionero de los encantos de la ciudad y de los esbirros del Jefe de Policía Local que con diligencia lo conducen a un calabozo infecto sin juicio previo y lo mantienen en esta situación, amenizada con los alaridos de otros torturados en celdas cercanas en tanto no abone las tasas de rescate que oscilan arbitrariamente entre los 2000 y 6000 € (según la pinta del viajero, sus preferencias sexuales y la caprichosa voluntad del Jefe de Policía). Una vez abonadas las tasas, es conveniente dirigirse al principal y por lo demás único hotel de la ciudad. No es recomendable transitar incautamente por los barrios bajos, pero claro, dado que todos los barrios de Marcora son “barrios bajos”, ello da a los viajeros la opción de, o bien trasladarse volando al hotel, o bien, por un módico precio, contratar los servicios del Jefe de Policía, el cual gustosamente proporcionará una escolta armada y un vehículo blindado para este paseo.

 
La vista que el viajero obtiene a través de las portillas del tanque y desde las troneras del hotel es encantadora: el abigarrado color local de las multitudes pintorescas se entremezcla con el concierto de aromas y sonidos exóticos para formar un cuadro de profunda y cautivadora emoción – especialmente de noche.

Voces, instrumentos musicales, el cántico de los sacerdotes en el crepúsculo, los alaridos de las mujeres expuestas en las picotas públicas, el tableteo ocasional de las armas de fuego se amalgaman en una sinfonía de sonido y olor. Las especias, las desconocidas comidas, la mugre, la basura, las espaldas purulentas de los encadenados y el aroma profundo de las cloacas a cielo abierto, inundan al viajero de perfumes inconfundibles.

Marcora, en su plenitud, es una ciudad que, sin duda, deja huellas en el viajero. Recuerdos imborrables, cicatrices de navajazos, heridas de bala o ácido arrojado a los ojos, siempre es fácil reconocer a los viajeros que han pasado por Marcora.

Marcora ha sido recientemente declarado por la UNASCO “Patrimonio de la Humanidad” en reconocimiento a su carácter de.. . de..., bueno, mas bien como aviso.

Qué ver en Marcora:
Si estás en Marcora, no dejes de visitar:

* El Tribunal de los Fanáticos Religiosos, en el que clérigos de todas las confesiones lapidan, queman o empalan a disidentes y librepensadores de todas las tendencias.

* El Pozo de los Deseos. Un antiguo pozo del s. XIV en el que la tradición exige que se suiciden todos los que desean salir de allí, bien por propia voluntad, bien ayudados por una turba vociferante.

* El museo etnográfico, donde se recoge la evolución de los instrumentos de tortura desde el siglo V A. de C. y se exhibe de forma permanente, el peazo cipote del bedel principal, una curiosidad médica debido sin duda a su inusitado tamaño y al hecho de estar completamente cubierto de verrugas y pelos negros.

Dónde comer en Marcora:
               
* En Chez Fattale (Rue Castrattionne, 9), un encantador rinconcito en el casco antiguo, famoso por su “crema oscura al aroma de repollo” . Es conveniente reservar con antelación. Su única mesa está muy solicitada. 35 € por persona.
               
* El Hotel Único (en Pza de la Vengeance, 16) ofrece también un buffet libre a módicos precios en el que se pueden saborear varias de las especialidades locales, como los “fideos con arena”, la “sopa de sémola con grumos”, “las chuletitas de cartón de la abuela” y la famosísima “sopa de trapos viejos con mistol”. 12 € por persona.



Dónde dormir en Marcora.

                * Aunque no es aconsejable dormir en ningún sitio de Marcora (salvo que no te importe no volver a despertar) el Hotel  Único – o único hotel de la ciudad – ofrece habitaciones individuales con encanto y cerrojo por 30 € la noche en temporada baja. Una habitación doble sin puertas puede costarte unos 10 € y por un pequeño suplemento puedes compartir el baño con todos los empleados del hotel.




Información de utilidad:

Para viajar a Marcora es conveniente estar vacunado de todo lo conocido, al menos con seis meses de antelación.

La moneda de Andestán es el Gusari. Actualmente 1 € = a lo que quiera el Jefe de Policía.

Tensión eléctrica 220 v con vaivenes.

 Horario GTM más o menos 5.(Según decida el Jefe de Policía)

Es preciso el pasaporte y una tasa de liberación de 6500 € para abandonar el país, aunque algunos grupos armados te llevan a la frontera por mucho menos dinero.

En Marcora es obligatorio el consumo de bebidas alcohólicas. La especialidad local, el licor de Shapapote (70º) se encuentra por todas partes. Es conveniente no fumar por las calles o al hablar muy cerca de un Marcorano ante el peligro de explosión.

Webs de utilidad:
Hacen falta muchos webs para ir a Marcora, pero aquí te ofrecemos algunos de los más útiles:
















.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Carta abierta a los no poderosos

Con vuestro permiso, ninios y ninias, nos atrevemos a dirigirnos a vosotros simplemente para daros un pequeño toque de atención: todos estamos aquí.

Estudiamos, aprendemos, disfrutamos, no nos estamos quietos. Pararse es morir un poco. A veces, la ausencia de meta, de objetivo, de finalidad última hace que miremos en torno con desánimo, como diciendo ¿para qué?
"No hay geometría ni teología", que decía Ignatius J. Reilly. Y el mundo es presentado como un lugar sin soluciones, acabado, cercano al apocalipsis y en el que la belleza o vale dinero o no es belleza.







Luego, cuando paseas por la calle y te agreden sin piedad con las motos sin silenciador; o entras en el súper y te atacan sin respeto con un regatón eterno convertido en tapiz de fondo; enciendes cualquiera de las decenas de canales de televisión para darte cuenta de que nadie está diciendo nada en absoluto o te das cuenta de que alguien se ha gastado miles de euros en un sistema de sonido a prueba de lluvia solo para que no se oiga el silencio; entonces sabes para qué lo haces.                                      Como Asterix y Obelix, se trata de resistir, ahora y siempre, al invasor. Y el invasor (¿tengo que explicarlo?) son los anuncios de crema, las sonrisas de lata, las tetas inexistentes, los machos comprensivos, guapos y depilados, los niños malcriados e insoportables que comen a la carta en su propia casa, los padres que los llaman "Rodrigo", o "Gorka" o "Leyre" o "Muskilda" o "Pere" o "Alvaro" o "Nerea" o "Jaume" o (¿de verdad tengo que seguir?), los adolescentes que conducen audis atres, las niñas del siglo XXI que aún me dicen (lo creáis o no) que sus novios son buenos porque las dejan salir solas, la gente que ha perdido su infancia y no se dará cuenta hasta que sea demasiado tarde, la hipocresía de unos gobiernos empeñados en crear policía, ejército y "seguridad" en vez de acabar -que no es un sueño- con la pobreza y la tristeza. El invasor es un sistema que está específicamente diseñado para impedirte pensar, para cortar, una a una, todas tus alas y tus ansias de libertad; que ha desplegado un complejo montaje de trampas pensadas para esclavizarte. 



No pienso seguir. Ya lo entendéis.




(Adaptado de la revista  "Again with the Blues",  año 2005)

jueves, 3 de noviembre de 2011

¡Regresa el Consultorio de la Montaña de Basura!


Surgiendo del contenedor de reciclaje, la mítica Montaña de Basura, - a la que, por cierto, se le observa una leve afición al bourbon casero de alta graduación; pero, eso sí, más limpia y ecológica que nunca-, está otra vez entre nosotros para responder a vuestras dudas y quebrantos, sean del tipo que sean.
Para contactar con la Montaña de Basura, podéis dirigir unas cuantas cartas (preferiblemente tres reyes y un as, ella ya sabrá darles buen uso en la partidita de mus) a... ¡¡¡la que todo lo sabe!!,  ¡¡la sin par, Justina!!, ¡¡la Montaaaaña de Basura!! Jardín de los Goris. Fraguel Rock.  (Centro del Universo. )

Mientras tanto...

P.- ¿Por qué el sol aclara el pelo, y sin embargo oscurece la piel?
R.- Estimado Lector Amigo: El doctor N’gué N’domo señala que este es un mito urbano bastante corriente, falso por lo demás. Según sus estudios, por más que a él le da el sol su pelo sigue igual de negro, su piel sigue igual de negra y su cip...(beeeeep) igual de hermoso y lozano y a vuestro servicio por muy módicos precios.

P.-¿Por qué las mujeres no se pueden pintar las pestañas con la boca cerrada?
R.- Estimado Lector Amigo: Por la misma razón biológica que los hombres no pueden enhebrar una aguja sin sacar la lengua o abrir la boca sin decir alguna chorrada.

P.-¿Por qué nunca se ha visto en los titulares de un periódico  "Adivino gana la lotería"?
R.- Astimado Lector Emigo: Porque el Señor Adivino, ni es famoso, ni conocido, ni tiene perra suerte con la p... (beeeep) lotería de los coj...(beeeep); según sus propias palabras.

P.-¿Por qué el zumo de limón está hecho con sabor artificial y el lavavajillas está hecho con limones naturales?
R.- Seamos serios, Estitado Mictor Aligo: Para lavar los platos, pase...pero ¿quién en su sano juicio está dispuesto a quitarse la sed con el exudado de esas excrecencias carnosas que crecen en los árboles, al aire libre, a merced de moscas, bichos, heces de pájaro y tal. ¡Quite, quite! Demos gracias a la industria que nos dio los sabores artificiales.

P.-Cuando sale al mercado una nueva marca de comida para perro y con mejor sabor, ¿quién la prueba?
R.-Amigado Estilor Timado: ¿quién va a ser? Para no arriesgar la salud de sus preciosos pekineses y yorkshires de a mil euros el gramo, es fe que algunos holdings de la industria mantienen hordas de niños huérfanos a los que dan a probar estas delicatessen (solo un poco cada vez, no sea que se acostumbren) en los ratos libres que tienen fabricando zapatillas de deporte de marca.

P.-¿Por qué las ovejas no encogen cuando llueve y los jerséis de lana sí?
R.- Amstimado Estor Escmigo: ¿qué tienen que ver las ovejas con la lana? ¿en zerio grees que hoy bor hoy, hay alguna persona dispuesta a cubrir su piel desnuda con el pelo de una oveja, por muy coloreado que esté? No, seamos serios.  La lana crece en las grandes superficies y su encogimiento está cuidadosamente programado por la industria para que un jersey que te cuesta un huevo no te dure toda la p...(beeeep) vida, como les pasaba a los imbéciles de nuestros antepasados, todo el tiempo con la misma ropa, los muy atrasados.

P.-¿Por qué los apartamentos se llaman así si están todos juntos?
R.-Esmitado Mector Ombligo: Juntos, pero no revueltos. Cada uno en su sitio. A ser posible con doble aislamiento acústico y acristalamiento triple.

P.-¿Dónde está la otra mitad de Oriente Medio?.
R.-Envidado Sansón Parido: Aunque lo parezca, no es un chiste: la otra mitad de Oriente Medio está siendo recogida en bolsitas de plástico por los forenses...

P.-Si volar es tan seguro... ¿por qué se le llama al aeropuerto "Terminal"?
R.-Esmirriado Vector Hundido: Se le llama “terminal” porque no tiene solución posible. Lo único que humanamente se puede hacer es alargar su agonía indefinidamente mediante el empleo de cuanto método degradante se nos ocurra. De esta forma parece que tenemos un servicio que, en realidad, no tenemos, pero que queda muy bien en las fotos. Todo el mundo sabe desde el siglo XIX que volar es físicamente imposible y el propio Woody le dijo a Buzz Lightyear, refiriéndose sin duda a los Airbus 300 y pico, señaló acertadamente que “eso no es volar. Eso es caer con estilo”.

P.-¿Hasta dónde se lava la cara un calvo?
R.-Emiliado Sector Arpío: Es bien sabido que la cara de “un calvo” abarca el espacio que se extiende desde la altura de los riñones (más o menos por donde termina el jersey) hasta el perineo (que es donde empiezan a molestar las pelotillas en los pantalones arrebajados, si el calvo es realizado por un varón; o donde se nos es dado el atisbar el  ...(beeep) si es una mujer). En cualquier caso, un calvo sin lavar no es nunca recomendable en una reunión social. Tampoco es un buen acompañamiento para las natillas, el flan de huevo ni otros postres caseros. Manténgase refrigerado.

P.-Un parto en la calle, ¿es alumbrado público?
R.-Esmorrado Melchor Gambito: Depende de la causa del parto. Si uno echa un parto en la calle porque va muy ciego, bien podría tratarse de un apagón general (o coronel, si vamos a ello).

P.-¿Por qué apretamos más fuerte los botones del mando a distancia cuando tiene pocas pilas?
R.- Imbricado Mistol Abrigo: Hay algo profundamente enraizado en la herencia genética que impulsa a los seres humanos a oprimir más cuanto más débil es el oprimido. Para muestra valga un botón (por ejemplo, ese botoncito maravilloso que pone “mute”).

P.-Si un abogado enloquece, ¿pierde el juicio?
R.- Endilgado Deudor Sabido: Al abrir un libro de Derecho uno se da cuenta inmediatamente de muchas cosas: La primera es que está escrito en otro idioma. La segunda es que debe ser algo tremendamente importante y, muy, muy caro. La tercera, que un tío (o tía) que se empolla eso de cabo a rabo no puede ser normal. Por ello, en relación a su pregunta, considero que la defensa ha presentado evidencias suficientes para desestimar el procedimiento incoado en los autos referidos “ut supra”, con la venia de S.S.I a quien Dios guarde muchos años en la nevera, pasada cuya caducidad el producto puede no obstante continuar siendo perfectamente satisfactorio.

P.-¿Por qué se lavan las toallas? ¿No se supone que estamos limpios cuando las usamos?
R.- Estirado Rencor Hormigo: Según una encuesta realizada entre dos millones seiscientas mil toallas, el 98% de las entrevistadas señaló que “el concepto de autolimpieza que tiene la gente es bastante deficitario”, “tendría usté que ver lo guarro que es el personal” y que “esa piel desnuda, llena de escamas córneas y diminutos ácaros les da grima”. El 2% restante, mientras se sacaba los mocos con varillas realizadas con el cerumen de sus propias orejas, contestó que “¿qué me ha dicho? ¡¡¡buuueeeeuuuurk!!”.

P.-¿Por qué las mujeres con las curvas más aerodinámicas son las que más resistencia ofrecen?
R.-Enspirado Mentol Ardido: Las que más resistencia ofrecen ¿a quién?.

P.- El mundo es redondo y lo llamamos planeta, ¿si fuera plano lo llamaríamos redondeta?
R.- Emporrado Censor Subido: Posiblemente sí. No olvide que al sol le llaman Lore-Lorenzo y a la lu-naluna, Catali-nalina. O sea que todo es posible. Que es lo que queríamos demostrar. De todas formas...¿quién es el bruto que ha dicho que el mundo es redondo?.

P.-¿Por qué cuando en el coche no vemos algo apagamos la radio?
R.- Ensaimado Frescor Andino: Eso se debe, sin duda, a que la radio (que parece que no) molesta un güevo. Pero un güevo gordo. Al parecer, según sesudos estudios realizados por la doctora María José Suda (lógico), las ondas de radio afectan al funcionamiento cerebral de forma insospechada: No te dejan ni ver ni pensar ni sentir, especialmente cuando estás sometido a una dosis inhumana de regatón, operaciones triunfo, comentaristas deportivos variados, debates y tertulias baladíes o publicidad diversa. Lo raro es que haya gente que la lleva encendida casi todo el tiempo. Luego dicen que hay accidentes...digo yo: ¿para qué puñetas existen los cargadores de Cedés?

P.-¿Disfrutan tanto los infantes de la infancia como los adultos del adulterio?
R.- Ensopado Candor Ferido: Más bien no. O si no, mire usted en torno suyo y constate, constate cuántos niños quieren ser adúlteros y cuántos adultos desean ser infantes (de marina o de tierra)...

P.-¿Qué cuentan las ovejas para poder dormir?
R.- Envigado Sensor Fundido: Para poder dormir, las ovejas cuentan ...con los ovejos.

P.-¿Por qué las ciruelas negras son rojas cuando están verdes?
R.-Hostigado Tambor Zurcido: Lamento tener que hacer las siguientes correcciones a tu pregunta, más que nada por aquello de que soy la oráculo infalible y no quisiera que sintieses en tus propias carnes las miradas heladas de los amigos de la corrección en cualquier fiestecilla o congreso: En primer lugar, no se dice “negras”. Has de emplear la expresión “de color” o “étnicas”. En segundo lugar no se estila nada decir “rojas”. Es más correcto emplear la expresión “orientadas hacia la izquierda” o “socialmente concienciadas”. Y, finalmente, tampoco se puede decir “verdes”. Debes decir “referidas a los movimientos ecologistas” e incluso “antiglobalización”. Con lo cual tu pregunta, debidamente corregida, sería la siguiente: “¿por qué las ciruelas de color o étnicas son socialmente concienciadas u orientadas hacia la izquierda cuando están referidas a los movimientos ecologistas o antiglobalización?” De esta forma, la respuesta a tu pregunta, lógicamente, es “ciclostilo” y, de todas formas es mejor dejarla para el próximo volumen de sonido del cedé. En cualquier caso, es posible que metas la pata y seas políticamente incorrecto si empleas, al buen tuntún, la palabra “ciruelas”.

P.-¿Por qué cuando llueve levantamos los hombros? ¿Acaso nos mojamos menos?
R.- Ebstzimado Leftord Ammiijo: Ebfestivamente, noss mojamos menos. Es una antigua y sabia resceta ge nos dio la madre que nos pari... esteeee la madres naturaleza para que evitemos el agua. Ese líquido inodoro, sinsípido, incoloro, descolorido, simple, odioso e imbécil. Jodesssr, andesté la cervecilla...

P.-¿Por qué las magdalenas se ponen duras y las galletas blandas?
R.- Emmmbstimadoooo Mescol Androide: No se a usté, pero a mí perbsonalmente, la última galleta que me dieron estaba bien dura. En to los piños, mire je hueko me ejaron aji, ají, justo etrás el jolmillo.... El jaso es je, por lo que la historia nos debuestra, las galletas, los mojicones, las yoyas, y demás golosinas, bien administradas a mano desnuda, bien mediante el empleo de adminículos dañinos al efecto, son, habitualmente más bien duras. Al igual que las magdalenas (¡hicks!).

Y por último...

P.-¿Por qué para apagar Windows hay que ir al  botón de Inicio?
R.-Empinado Sextor Maligno: Elemental: Windows es redondo. (¡hicks!)... No es una ventana... Es un jod..(beeeeeep) ojo de buey (¡hicks!).. (¡hicks!).
********************


(Adaptado de la revista "Again with the Blues", nº 29. Noviembre de 2005)