miércoles, 25 de enero de 2012

Superhéroes



Policías de todo el mundo se han manifestado acremente contra la labor contra el crimen ejercida por diversos superhéroes en varias metrópolis y ciudades del planeta. 

-Es indignante -asegura el Inspector Paul Vorhín, de Scotland Yard - que diversos individuos no profesionales, carentes de toda preparación policial y sin licencia de ningún tipo, pretendan suplantar la labor callada y eficaz de los verdaderos agentes de la ley. Y en leotardos, además-. 

Fuentes sindicales se han hecho eco del temor de muchos polizontes de ver reducidas sus plantillas y empeoradas sus condiciones laborales al estar la Administración bien dispuesta a aceptar la labor gratuita de los superhéroes con la finalidad de recortar gastos en el capítulo “seguridad ciudadana”. 

-Si es cierto que un Supermán equivale a cien polis, esos cien trabajadores pueden verse en la calle muy pronto -declara Charles Bianno, el hombre del Sindicato de Agentes y Celadores del Orden (SACO).
 
Esta actitud hostil, tal y como confirmaba el hombre del SACO, se ha extendido incluso hacia superhéroes perfectamente integrados en la estructura policial como Robocop o el famoso Inspector Gadget, quienes han visto en los últimos días como algunos descontentos destrozaban sus coches o llenaban de pintadas las fachadas de sus domicilios. 

Si bien es cierto que el inspector Gadget no se ha enterado de estos sucesos, su homólogo Robocop tuvo un altercado con un grupo de estos manifestantes que quedó definitivamente resuelto. 
A balazos.


(de la revista "Again with the Blues".  Noviembre de 1999)





.


No hay comentarios: