martes, 30 de abril de 2013

¿Peleas justas?.


(Avalón Parado).-

El afamado caballero andante y miembro de la Tabla Redonda, Sir Chwset, se encuentra en este momento bajo supervisión facultativa en la Unidad de Cuidados Imposibles del Hospital Clínico de Avalón  tras su intento de aplicar en toda su pureza las leyes de la Caballería en el XXXVIIº Torneo Internacional “Villa de Camelot”. 

Según testigos presenciales y argumentando que el uso de armaduras y lanzas atenta contra los auténticos principios de igualdad y armonía del Código de Honor de los Armados Caballeros Andantes (CHACA); Sir Chwset El empelotado -también conocido en los ambientes deportivos como joder-otra-vez-ese-tío-nooo-  se personó en el estadio de la Villa de Camelot completamente desnudo. 

Ante el pasmo de los más de treinta mil espectadores reunidos para la ocasión, Sir Chwset se dispuso de tal guisa a combatir contra el famoso y feroz Sir Dodinas El Salvaje al grito de bájate del caballo y pelea como un hombre, mariconazo enlatado

Aunque el relato de los hechos aún resulta bastante confuso, parece ser cierto que el hostión que Sir Dodinas propinó al ingenuo caballero entrará en los anales de la historia de los guantazos al ser puntuado con un 10 por la totalidad de los jueces allí presentes, valorando la elegancia, la pureza de líneas del gesto, el empleo afinado y preciso de la energía así como el asombroso número total de desplazamientos de muelas conseguido.

Lo curioso es que mientras se esperan tanto su asegurada  recuperación como el resultado de los controles de dopaje que se le han efectuado en un intento de entender los motivos de su incomprensible comportamiento, Sir Chwset, mediante el habitual código de parpadea una vez para SI y dos veces para NO, ha declarado que lo que es justo es justo: llevar armadura es de nenazas. En realidad sólo me duele cuando no me río.

La comisión cautelar de Reglamento de Torneos de la Federación Internacional de Competiciones Ultraviolentas y Similares (FICUS), ha declarado que de momento no piensan modificar las reglas y que si alguien decide, porque cree que es mejor así, pelear tal y como vino al mundo, puede hacerlo bajo su propia responsabilidad  y ateniéndose a las consecuencias.

Desde este blog, ciertamente y de nuevo, lo que no tenemos claro es si debemos admirar el valor y la integridad del caballero o su increíble nivel de estupidez (que, según expertos, rebasa ampliamente el límite superior de la escala Menso-Zimplón Revisada)

Y sin más sobre el particular nos despedimos hasta la próxima entrada, amiguitos, amiguites y amiguitas, suceda cuando suceda.

Sabemos de buena tinta que sin lugar a dudas os ofreceremos cosas tan postergadas como la anhelada entrevista con Anastasio López, la receta para una ensalada de nabos con almejas (el casi obligatorio plato del verano); los consejos de belleza de La Cosa; nuestras habituales secciones de crítica cinematográfica -donde comentaremos el último estreno de la película El día que me hostié (incomprensible traducción del título original El día que me dejé los morros contra el muro) último y logrado trabajo del director Akira Celakompra-; el consultorio de tu amigo el psicópata; los consejos financieros del Señor Oscar Terista asesor conocido de varios bancos nacionales; el sobrecogedor documento gráfico Yo he convivido con un esdrújulo galápago ludópata y muchas otras cosas más, sin olvidarnos de nuestras grandes y necesarias dosis de publicidad.

Un cordial saludo. Besos.

Este aviso es de un blog. Su consumo no es recomendable para menores de 93 años. Lea cuidadosamente las instrucciones antes de su uso. En caso de duda consulte a su consultorio. No olvidéis supervitaminaros y mineralizaros. Santificad las fiestas. Si no se santifican previamente ¿quién puede profanarlas?. 



Nota de la redacción: Un tres. La redacción no da más que un tres. Toca recuperar en septiembre.



(Adaptado de Again with the Blues, Julio de 2000)

lunes, 22 de abril de 2013

La vida sigue igual...


Todo sigue igual. Fijaos, al final, en la fecha en la que se escribió este texto. No se si es para echarse a reír o para ponerse a dar patadas de desesperación...

"Hola amiguitos, niños y niñas, tú también, el niño de la cabeza grande (oh, por Dios, qué cabeza). Un amable lector nos aconsejaba hace unos días que no pidiésemos excusas por nuestros retrasos. Pero es que, cuando tenemos un retraso, nos preocupamos...lógicamente. 
Pero bueno, irregulares, como una menstruación dolorosa, regresan cíclicamente nuestras entradas. Y con ellas regresa la eterna pregunta de siempre:

¿Hasta cuando hemos de sufrir, Señor Nuestro, la dictadura férrea e inamovible de las grandes empresas?

Nunca hemos hecho política desde estas líneas. 

Sin embargo, creo que hoy por hoy podemos dar un mensaje diferente: a nadie le importa lo que hagan los políticos y otros de su especie mientras son las superempresas las que nos están dando pan y circo mientras toman decisiones por nosotros. 

Es cómodo. Pero ¿es neces...

...Bueno, perdonad, pero los párrafos precedentes los ha escrito mi hijo el pequeño (un chavalín de dos años) y como le hace mucha ilusión, no voy a borrar nada de lo que ha escrito. La dirección de este blog no obstante, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores aunque las comparta y todo eso...¿dónde estábamos hoy?

Confusión, temor, incertidumbre. Hoy, en las puertas de una nueva era, observamos con asombro que el mundo entero (bueno, más bien la parte que nos toca) se vuelve añorante hacia ritmos, modas, voces, peinados y gustos del pasado...¿porqué?

Miedo. Eso es todo. Puro y simple temor a lo que ha de acontecer. (Una amiga nuestra nos señaló en cierta ocasión que también hay una buena dosis de falta de imaginación, merced a la cual resulta más fácil reinventar el pasado que hacer algo realmente nuevo.... “si mi madre hubiera sabido que los zapatos plataforma iban a estar de moda otra vez en el año dosmil” solía decir esta colega)

Buenooo, vaya vena reivindicativa que nos ha salido...en fin, lo que de veeeerdad quería deciros es que nada de lo que cualquiera os diga debería ser creído sin pasar por el filtro de la razón. Y por razón no quiero decir una lógica inamovible y exacta (que no es la humana forma de pensar) sino por ese algo difícilmente definible que, a veces, se llama “sentido común”. 

Pues eso, con un poco de sentido común (si se pudiese comprar en una tienda) espolvoreado por acá y allá, muchas cosas complicadas se verían en su estúpida sencillez y las cosas nos irían mucho mejor...y si no...pensad: 

¿para qué tenemos que ir con bañador a la playa?

o puestos a prohibir 
¿por qué en vez de prohibir circular a más de 100 km/h. se prohíbe fabricar coches que circulen a más de esa velocidad?

o ¿Por qué se sanciona al mal conductor en vez de premiar al bueno? (esa sí que me la se)

o ¿Por qué  se trata con tan absurdo servilismo a los cargos públicos? Si son nuestros empleados...¿a qué viene tanto privilegio?

o ¿por qué se prohíben determinadas drogas mientras existen establecimientos destinados al consumo popular de otras (amén de las ayudas de la UE al sector)?

o ¿por qué se arremete contra el tabaco cuando el alcohol es el responsable directo de muchísimas más muertes de personas que jamás habían bebido?

o ¿por qué la mayor parte de los jefes y cargos imponen su autoridad mediante la agresión, cuando conseguirían climas laborales más adecuados y eficaces mediante la recompensa y el elogio (y de una manera más fácil)?

o ¿por qué no se permite la bigamia o la poliandria en vez de penalizar el adulterio (de forma inútil, por cierto)?

o, ¿por qué cuando dos políticos se declaran la guerra, agarra la gente y va? ¿Por qué no aparece una barrera de sacerdotes entre ambos bandos de una batalla?

o, ¿por qué no miramos a nuestro alrededor a ver qué necesitamos realmente y dejamos de comprar supositorios con sabores?

Si lo que manda es el Mercado ¿Para qué cuernos queremos todavía pasaportes y fronteras?

o (rellénese a la conveniencia del lector, lectora o lectore....)

En fin, que es muy fácil hacer demagogia, pero sería muy hermoso inventar la forma de hacer que en vez de gruñir, PENSEMOS y en vez de subsistir, VIVAMOS. 


Besos".


(Adaptado de again with the blues, noviembre de 1999)

miércoles, 10 de abril de 2013

Manual del perfecto gilipollas:



1.- Confío en mis gobernantes. Mi gobierno, cualquiera sea su color, está personalmente interesado en mi bienestar, mi seguridad, mi libertad y mi felicidad. Una vez que lo voté le di carta blanca para hacer lo que sea. Porque sé que es por mi bien.

2.- Mi banco es una organización de caridad que se preocupa por mi bienestar y por mis ahorros. Pasar sacrificios y penalidades para juntar dinero que guardaré en el banco es la única forma de asegurarme la vida, ya que mi banco me ha prometido que me devolverá todo ese dinero con intereses en algún momento del futuro. Y entonces todo será maravilloso.

3.- Cuando me jubile, disfrutaré plenamente de la vida. Me dedicaré a las cosas que siempre que querido hacer y gozaré de la felicidad en compañía de los míos. Ahora no. Ahora tengo que trabajar. Se lo debo todo a mi empresa, o a mi familia o a mis hijos o a mi… trabajo. Pero luego sí. Luego disfrutaré de verdad de la vida. Viajaré y viviré cada segundo. Mañana.

4.- Acepto con resignación los sufrimientos que la vida me trae ya que, si soy paciente, respetuoso con las normas y bueno, me aguarda una vida mucho mejor en un lugar mejor. Y además, durará para siempre jamás amén. Y con respecto a las cosas buenas, mejor me abstengo de disfrutarlas, porque seguro que son un presagio de un castigo posterior y un pecado.

5.- Creo firmemente en que hay hombres y mujeres especiales, iluminados, que están en contacto con esferas superiores de conocimiento ignoto a las que yo no tengo acceso. Hago lo que me dicen, porque ellos son sabios. Además, haciendo bien lo que me dicen, me remito al artículo 4 del presente manual.

6.- Mi pilila o mi vagina, además de todos los receptores sensoriales y centros de placer de mi cuerpo están ahí única y exclusivamente para la procreación. Fuera de esa idea, son una tentación malsana y enfermiza que debo evitar. Y mucho más si resulta que me tientan en relación a personas de mi mismo sexo… Además, tengo que hacer todo lo posible porque los demás la eviten también. Aunque sea a la fuerza.

7.- Mi cuerpo es un envase temporal y desechable que será sustituido en algún momento de un tiempo que aún no ha llegado. No es importante. Es algo sucio, animal, impuro, que debo esconder avergonzado. Además, tengo que hacer que los demás lo escondan avergonzados también. Aunque sea a la fuerza. ¿Es que nadie piensa en los niños?

8.-Aunque tengo dentro del cráneo el cerebro más complicado del universo conocido, no lo emplearé para pensar, ya que me han dicho que no es necesario. Otras personas, naturalmente superiores a mí, ya me dicen lo que tengo que creer y yo lo creo. Y, de paso, tengo que hacer todo lo posible porque otros lo crean. Aunque sea a la fuerza. De hecho, mejor a la fuerza, que se tarda menos.

9.-El Ser Humano (o sea, yo y mis superiores) es la obra cumbre de la naturaleza y el pináculo de la creación. Los demás seres vivientes del planeta se agrupan en tres categorías: plagas, herramientas o comida. Por eso no sienten el dolor como los humanos, ni piensan como los humanos y puedo tratarlos como objetos (o como a los infieles, como dice el Libro Sagrado)

10.- ¡Ah!¡Sí! ¡Casi se me olvida! Me encantan el deporte y la cultura. Pierdo el sueño cuando no puedo quedarme en el sofá viendo a mi equipo favorito, o me pierdo a mi tonadillera del alma saltando a una piscina en la tele. Doy gracias en todo momento a los Sabios interesados en mi bienestar que inventaron la tele y la llenan de cosas sólo por complacerme.