viernes, 10 de octubre de 2014

OCHO AÑOS...

Acabarán siendo ocho años.

 Demasiado tiempo en la vida de una persona. Y más, de un adolescente. 

Dos "gobiernos" seguidos que rompen el contrato que tienen con sus votantes, se pasan las promesas electorales por el forro y, sin pedir permiso, se autodeclaran autorizados para incumplir y mentir "por nuestro bien". 

Juran y perjuran e intentan persuadirnos de que, con los votos, se les dio carta blanca para hacer lo que deseen. 
Casi han conseguido convencernos de esa mierda.

Y no es verdad. 

Acabarán siendo ocho años en los que la Democracia en este país ha sido violada, escupida e insultada. Están gobernando sin permiso, sin legitimidad y sin autorización.

Ocho años es demasiado tiempo en la vida de una persona. Más en la de un joven. 



No creo que se deba esperar tanto.



No hay comentarios: