miércoles, 26 de septiembre de 2012

¿Por qué aumenta la natalidad, mientras la población de cigüeñas disminuye drásticamente?



(Praga (Jamaica)).-

Con estas palabras iniciaba ayer su intervención en el acto de apertura de piern...  deeeel curso académico 2012-2013 en la Academia Somnífero Cultural Onanista (ASCO) el emérito profesor Puig Norante, autor entre otras obras de la famosa “Los repollos y el origen de la humanidad”. 



El acto, al que asistieron más de veinte personas en íntimas cabinas individuales y más de mil conectados a través de Internet en cómodas cuotas (50 cents per minute), resultó altamente satisfactorio para los interesados y en palabras de Lara (morbosa, depilada, inexperta, organizadora del acto) “podemos repetirlo cuando querais, cariños”. 


Al parecer, según fuentes bien informadas, el único que no se enteró de qué iba el rollo fue el citado profesor Puig, que siguió perorando acerca de  la importancia del exceso de metales pesados en las aguas residuales como  posible causa de extinción de las cigüeñas, mientras Lara, que ya había sido convenientemente presentada al portero de la Academia, ofrecía sus respetos sucesivamente, al señor Presidente de la misma, a los Vicepresidentes, a la Tesorera y a los veinticinco Vocales en un acto, que como hemos comentado, brilló por méritos propios.




(Adaptado de la revista digital "Again with the Blues" Octubre 1998).









.

4 comentarios:

Anastasio Prepuzio dijo...

El profesor Puig y yo mismo interceptamos cigüeñas como ducho método anticonceptivo.
Pero compruebo con aflicción, que nuestros esfuerzos son estériles.
Seguiré indagando por si puedo aportar información sobre tan interesante tema.

Chuan Che Tzú dijo...

Estimado Amigo Prepuzio:

Por mi parte he atacado con saña cuanta plantación de repollos se ha cruzado en mi camino. Pero nada: ya somos siete mil millones de capullos...y creciendo...:(

Javier 16 dijo...

Me pregunto a propósito del tema, quién trae tanto madero, con el peso de equipaje que llevan para repartir leña y lo violentos que son no creo que ninguna cigüeña esté dispuesta a ejercer la labor de su transporte.
Haría falta que la otra especie, la cigüeña negra, se los llevara a un vertedero controlado junto a los superiores que los instruyen en esta conducta tan macarrónica de apalear a cualquiera para superar sus frustraciones personales.
Puaj…cuanto repollo chungo…

Saludos Chuan.

Chuan Che Tzú dijo...

Estimado Amigo Javier:

Me veo en la obligación de recordarle que hablábamos de "la Humanidad". Tengo mis dudas acerca de la pertenencia a la misma de aquellos que en vez de ayudar, golpean.

:(