sábado, 31 de agosto de 2013

LECTURAS DE VERANO… Campaña contra la tontuna mental...


Hola a todos y a todas y al resto, niños y niñas, mutantes variados. 

A finales del mes de junio cortamos con todo y nos piramos por el mundo tanto como pudimos, que para eso es el verano: para huir, para desconectar, para conocer… 

Hemos tenido la suerte de poder viajar, de poder visitar lugares desconocidos, nuevos y profundamente chulos. También hemos tenido la fortuna de poder hacerlo acompañados por aquellos a quienes amamos –doble o triple suerte, pues- y, también hemos sido lo bastante suertudos para poder visitar a nuestros amigos los océanos y los mares –placer sobre placeres para los que aún vivimos lejos de una costa- a dejarnos mimar por sus brazos suaves.

Durante esos días ajetreados no hemos dedicado más que raticos sueltos a echar un vistazo al contenido de nuestro amigo el Ewok. 
Aún así, una acertada combinación de ocio extremo y de días más largos, nos ha permitido dedicar un tiempo a esa actividad profundamente pecaminosa -para algunos-, peligrosa -para otros-, aburrida -para los más, con el apoyo entusiasta y programado de los primeros y los segundos-y siempre cuestionable –para todos- que es el leer algo

Una vez más, sin ánimo de ofender y por si a alguien le importa, ahí va el contenido del apartado Leído Recientemente de nuestro fiel amigo Ewok.

LECTURAS DE VERANO o campaña contra la tontuna mental. 
En la que este blog propone a quien desee escuchar algunas lecturas que puede hacer y otras que quizá no si desea incrementar su capacidad de asombro, su inteligencia, eliminar la alopecia y combatir esos molestos kilos de más. ¡¡Hágase popular entre sus amigos!!¡¡Divierta a su perro!!¡¡Luzca este invierno una impresionante barriga cervecera debajo del grueso jersey de lana!!¡¡Desnúdese en el trabajo!! y, además... ¿de qué cojones estabamos hablando?

¡¡Ah, sí!!

Ciclo Barroco II: La confusión, de Neal Stephenson… Ya lo comentamos en nuestra última entrada dedicada a las lecturas -podéis consultarla si pulsáis AQUÍ-. 
Apasionante, entretenida, divertida a ratos, brutal a otros, inteligente…barroca. 
E imprescindible.

Ciclo Barroco III: El sistema del mundo, de Neal Stephenson… Igual nos repetimos… ¿Hemos dicho ya que es un ciclo de novelas enorme, apasionante, entretenido, inteligente y demás?. El título mismo lo dice: Barroco
No recomendable para lectores no profesionales.






Trilogía del Ángel de la Noche, de Brent Weeks.

Compuesta por los siguientes títulos:
     El Camino de las Sombras
     Al filo de las Sombras
     Más allá de las Sombras
Trilogía de aventuras amena de leer, sin pretensiones, con un enfoque entre juvenil y adulto que la hace entretenida y recomendable para estar levemente enganchado mientras sesteas en la toalla, bajo la sombrilla y, de reojo, contemplas el mar. O algo así.

Psicosis, de Robert Bloch. Siempre nos ha gustado Robert Bloch y es divertido estudiar el juego de las siete diferencias entre la novela y la eterna y magistral adaptación a la pantalla del amigo Hitchcock…

Mundo Oscuro, de Robert Bloch. No cabe duda: el autor tiene tirón aunque, no sabemos muy bien por qué, la novela se hace un poco floja y demasiado predecible…

Pirómano, de Robert Bloch. Lo mismo. En el pasado, hemos disfrutado mucho con los cuentos breves de Bloch. Pero algo no termina de cuajar en estas novelas cortas –o cuentos demasiado largos, táchese lo que no proceda-.

Henri CHARRIERE et Rita Ben SimonPapillón, de Henri Charriere. Curioso. Cuanto más leíamos esta novela autobiográfica en la que el autor nos cuenta sus aventuras y fugas, famosas internacionalmente gracias a la estupenda película, más teníamos la impresión de estar adentrándonos en el interior de la mente de un psicópata: encantador, ameno, simpático, lógico según sus propios términos y completamente amoral. Aunque él se empecina en demostrarnos lo contrario, claro. Ha sido un poco extraño. Levemente repugnante. Como estar acariciando la suave piel de un gatito para encontrarnos que el animalito está muerto y reventando de gusanos... Igual es deformación profesional...





El Nombre del Viento, de Patrick Rothfuss y

El temor de un Hombre Sabio, de Patrick Rothfuss… ¿Alguien sabe si está YA en castellano la tercera parte de esta trilogía?. La Historia de Kvothe es encantadora, amena, profundamente adictiva. 
Una divertida amalgama de magia y aventuras que a veces parece un Harry Potter para adultos y otras, vaya usté a saber qué. 
Pero se queda a medias y os dejará con la necesidad de otra dosis. 
Debería llevar un letrero en la cubierta que indicara el peligro: OJO. CREA ADICCIÓN. NO EMPIECE A LEERLA HASTA QUE TENGA SOBRE LA MESITA DE NOCHE LOS TRES VOLÚMENES. (Si es que son tres, claro…)

Frank HongLa Era del Diamante. Manual Ilustrado para jovencitas, de Neal Stephenson. Ciberpunk del bueno. Neal Stephenson se ha convertido en uno de nuestros autores favoritos y en esta novela, ya “antigua”, confirmaba el calificativo que le hemos ido poniendo anteriormente: barroco. Barroco, visionario y muy inteligente…Vaya…parece que nos gusta.


Capitán de Navío de Patrick O’Brian y

Capitán de mar y guerra, de Patrick O’Brian. Novelas de tema marítimo e histórico inspiradoras de una cierta película. También es divertido jugar a las siete diferencias. Muy curiosas aunque, personalmente, dada nuestra supina ignorancia en el argot marinero, acaba uno un poco saturado de amuras, drizas, bolinas, cangrejas, orzas y toda esa pesca. También se le nota un poco la procedencia anglosajona. 
Gracias a Pérez Reverte sabemos que en este país nuestro también había grandérrimos marinos con un par de… narices que merecerían más gloria y reconocimiento del que han tenido. Y si no lo tienen es porque en este país nuestro de envidiosos nadie sabe valorar lo propio y, desde luego, nos gobiernan tarados desde hace varias generaciones…

Tetralogía de las Fuerzas de Defensa Coloniales, de John Scalzi

Compuesta de los siguientes títulos: 
     La Vieja Guardia
     Las Brigadas Fantasma
     La Colonia Perdida
     La historia de Zoe.

Ya dijimos algo semejante de Jack McDevitt: Ciencia Ficción Bélica de la buena, de la altura de Heinlein o Haldeman. Interesante. Cruel. Adictiva. Aventura pura y dura, contada con maestría y habilidad. Ea. Es lo que hay.

Metal Gear Solid, de Raymon Benson. Ni os molestéis en empezarlo. Predecible, aburrido subproducto comercial. Malo. Más que pegarle a un padre, que ya es feo. 
Nos quedamos con el videojuego. Nos gusta el videojuego.





Planilandia, un romance de muchas dimensiones, de Edwin Abbott. Merece la pena darse una vueltecilla por este clásico. Lección de matemáticas y física a la par que crítica mordaz de la sociedad de su tiempo (y de la de ahora, no nos engañemos, amiguitos y amiguitas, y de la de ahora…) 
Se le puede perdonar el estilo anticuado (es antigua, leches) y algo incómodo para nuestros días. Pero es uno de esos libros ultracitados y, de visita obligatoria para aquellos interesados en entender un poco más el mundo…





El hombre marcado, de Peter V. Brett y

La lanza del desierto, de Peter V. Brett… son los dos primeros volúmenes de lo que será una trilogía. Pero no nos ha cuajado. La idea podría ser interesante, pero la lectura se hace pesada, aburrida, perdida en multitud de detalles accesorios sobre los personajes que no terminan de cobrar entidad. Uno se queda deseando que termine para poder pasar a otras cosas. Falta un volumen tres (y, seguramente un cuatro, un cinco, un seis) que no sabemos si está editado. Suponemos que lo estará, tarde o temprano. Pero no tenemos ninguna prisa…Seguro que los derechos para la serie de televisión ya están vendidos.




Y eso es to, yeso es to, yeso es todo amigos, que dijo el cerdito. No hemos incluido algunas relecturas en papel (Harry Potter, nuestro adorado Harry Potter -sí. Adoramos a Harry Potter ¿qué pasa?-, en plena campaña de relectura y algún Stephen King), porque son relecturas y no cuentan. 

Que el ewok está bien, pero el papel es el papel, qué le vamos a hacer y de cuando en cuando hay que darse una pasada por las estanterías no sea que nuestros amigos fieles cojan demasiado polvo.

Hasta la próxima. Con suerte.