martes, 2 de diciembre de 2014

INDECENCIA SIN MEDIDA, SIN LÍMITE, SIN FRENO...


Escucho esta mañana que la ONU suspende POR FALTA DE FONDOS el programa de ayuda a los Refugiados en Siria...casi dos millones de personas se ven abandonadas en pleno invierno...
Y los que gestionan lo que se hace con tus impuestos y los míos, los gobiernos de los países "civilizados" se miran unos a otros, carraspean y dejan en manos de los ciudadanos de a pie, de las ONG y de tí y de mí, el rascarnos los bolsillos o el dedicar nuestro tiempo a intentar paliar tanto dolor, del que no somos ni remotamente responsables.
Pues, si no sirven ni para ayudar a los más débiles...
¿para qué los toleramos?
¿por qué seguimos aguantando sus coches oficiales, sus prebendas y sus caretos de piedra en la televisión?
¿para qué cojones queremos gobiernos incapaces de representar y defender a los más débiles?
¿Qué sentido tienen los gobiernos que se alinean, justifican y apoyan a quienes ostentan toda la Fuerza?
Asqueado y muerto de miedo creo que BASTA YA.


-Época hipócrita y mentirosa, de lobos con piel de cordero, de prisiones disfrazadas de patrias y de tiranías vestidas de "seguridad", "bien común", "progreso", "felicidad" y "democracia". Época indecente donde los mismos pocos de siempre se sientan sobre montañas de cráneos humanos mientras callamos y damos las gracias porque "es por nuestro bien" y "podría ser peor"....

 "El imperio nunca tuvo fin" (Philip K. Dick)

No hay comentarios: