lunes, 2 de mayo de 2011

Microcuento

Me desperté y tuve ganas de huir en los carromatos del Circo. Pero lo fui dejando, lo fui dejando. Cuando llegué a la plaza, unos tristes papeles revoloteaban.

No hay comentarios: