viernes, 14 de diciembre de 2018

¡¡El cuento de Navidad!!

Ya está aquí, niños, niñas, amables seres que prefieren no adscribirse y restante población:
Una vez más -estoy bastante seguro de que me hace más ilusión a mí que a vosotros- pongo a vuestra disposición el nuevo, flamante, tradicional Cuento de Navidad.

Creedlo: si pudiera, os lo contaría mientras estáis sentados en mis rodillas, al amor del fuego, junto a un vaso lleno de mi bourbon favorito. Añadid muebles de madera y ventanas cubiertas de escarcha a la escena.

Por suerte, amiguitos, amiguitas y demás, no puedo hacerlo. Menos mal que alguien inventó la escritura, ese instrumento telepático y mágico, gracias al cual un año más puedo, como os descuideis, colarme en vuestras mentes y descargar allí un pensamiento.

Espero que el pensamiento os parezca bueno. O, al menos, que os haga sonreir.

Un abrazo y que seáis felices.

PDT.- A los nuevos, nuevas y demás en esta plaza, una explicación:

Todos los años, desde hace muchos, inicio mis navidades con una felicitación en forma de cuento. Es un cuento. Es de Navidad. Disfrutadlo donde sea, pero con tiempo.

Y si queréis ver más cuentos de años anteriores, curiosead un poco por este blog.

Pues eso.

Podéis leer el cuento si pulsáis AQUÍ.

1 comentario:

Anónimo dijo...

En verdad que este último cuento de navidad no va en menoscabo de los anteriores de la saga narrados por vuesa merced, ni le va a la zaga en ingenio, ni es menos amable a los sentidos que aquellos otros de los que ya nos hizo beneficio.

gracias, por decir algo, que es mucho menos que lo que no se dice.