viernes, 18 de mayo de 2012

El Consultorio de la Montaaaaña de Basuraaaa...


La Montaña de Basura.

Después del éxito obtenido por el consultorio del Dr. Gasmo, y siempre en busca de lo mejor para nuestros lectores, hemos encontrado una antigua  colaboración de alguien muy especial, con quien de verdad deseábamos contactar desde hace mucho tiempo. 

Dispuesta a resolver cualquier duda de nuestros amigos y amigas, llega de nuevo, ¡¡¡la que toooooodo lo sabe!!!, la sin par...¡Montaña de Basura!.

El siguiente documento está extraído de las grabaciones secretas realizadas por reporteros de nuestro blog cuando el eximio (antes era mono. Ya no) director de este medio, el señor Chuan-Che consultaba (tras cruzar el jardín de los Goris, con grave riesgo de su vida) a la Montaña, las dudas planteadas por una lectora. 

Advertimos a nuestros amigos y amigas lectores, que, en esta ocasión, Justina se muestra levemente trascendental, un poco mística y más bien filosófica...por ello, proseguir la lectura más allá de este punto (.) puede ser causa de dolores de cabeza, molestias menstruales, inflamación testicular, seborrea o ataques incontrolados de aerofagia y herpes labial, según los datos obtenidos por un estudio longitudinal realizado por la investigadores de la Fundación Universitaria Empresarial de Tasmania (FUET) sobre doscientos lectores voluntarios alérgicos a la filosofía barata.

(Reproducido sin permiso):

Primer enigma:
-¿Por qué nos reímos de lo que a algunos les causa el llanto?
- Porque a nosotros NO nos lo causa.

Segundo enigma:
-¿Por qué es tan importante medir la inteligencia y no la bondad?
-Porque todo el mundo cree que sabe lo que es la bondad, pero nadie tiene demasiada idea de qué es exactamente eso de la inteligencia.
-Además -añadió arteramente en un audible aparte -es dudoso que haya negocio en eso de la bondad...-

Tercer enigma:
-¿Por qué nuestra meta ha de ser siempre la de ser mejor que alguien?
-Porque nos planteamos el tener una meta. Eso es competir. Y competir contra uno mismo es más bien soso. Lo ideal es no fijarse metas y dejar que nuestros logros nos sorprendan.

El cuarto enigma
-¿Por qué todos llevamos una máscara, aunque no sea carnaval?
-Porque casi nunca estamos satisfechos con lo que somos. Y si lo estamos, es mejor que los demás no lo sepan.

El quinto enigma
-¿Por qué siempre que creemos encontrar una respuesta, aparece otra pregunta?
-Porque, por suerte, las cosas no son tan sencillas como para que haya una sola respuesta a cada pregunta...si  lo fuese...¿Te imaginas qué aburrimiento?. No, el Universo no es tan sencillo como pretendemos hacernos creer a nosotros mismos.

El sexto enigma
-¿Por qué desde pequeños nos interesa tanto el porqué y no el cómo ni el cuándo?
-De pequeños no nos interesa nada.
Sólo pillar a los mayores. Si preguntas el cómo o el cuándo, muchas veces van a tener respuesta. Pero si preguntas el porqué y entran al trapo... ya los tienes agarrados (y van a tener que inventarse una cosmogonía, unos cuantos dioses u otros cuentos para salir del apuro).

El Séptimo Enigma
-¿Por qué siempre nos preguntamos de dónde venimos y adonde vamos y nunca nos ha interesado el dónde estamos?
-Eso parece ser un defecto de funcionamiento de la consciencia: Se tiene la sensación de que uno es inmortal y eterno.
Claro que hay mucha gente interesada en aprovecharse de ese defecto para que uno desperdicie su "aquí y ahora" trabajando para un "mañana mejor".
En cualquier caso, lo mejor es hacer cada cosa que hagamos como si fuese a ser la última cosa que vayamos a hacer en nuestra vida. Hasta fregar los cacharros brilla con especial intensidad si se hace desde ese punto de vista.

El octavo enigma
-¿Por qué los hombres siguen pensando que las mujeres son menos capaces en tareas que creen masculinas, véase conducir, por ejemplo, y viceversa?
-Tomaré prestada una frase de cierto humorista, el cual la tomó prestada a su vez de una amiga suya: Machista es ese tío que cuando ve a un hombre haciendo una burrada dice: ¡qué burro es ese tío!; pero si ve a una mujer dice: ¡qué burras son las mujeres! (Obviamente la frase es reversible con sólo cambiar los géneros).
En definitiva y respondiendo:
Porque hombres y mujeres se olvidan de que no existen "los hombres" o "las mujeres".
Existen personas con cara y nombres, frente a las cuales, los pronósticos fáciles están condenados al fracaso.
Pero pensar así es cómodo. Y muchas personas gustan de funcionar según la ley del mínimo esfuerzo (mental).

El noveno enigma
-¿Por qué les negamos la inteligencia a todos los seres de este planeta y sólo se la suponemos a seres de otros mundos, que además imaginamos muy parecidos a nosotros?
-Es más fácil comerse un pollo si supones que no puedes conversar con él.
Es más fácil matar una vaca si das por hecho que no sufre o siente como tú.
Siguiendo la lógica, es más fácil destruir a tu enemigo si supones que no es como tú, imaginando que ni siquiera es humano.
Los seres de otros mundos pueden permitirse el lujo de ser inteligentes por una sencilla razón:
         NO ESTÁN AQUÍ.
Los que estamos aquí, o somos humanos o somos salvajes o somos comida. Y punto.
Y perdone Vd. la carga de pesimismo inherente a esas palabras.

El décimo enigma
-¿Por qué la gallina cruzó la carretera?"
-Para llegar al otro lado" (O, al menos, eso dijo el mismo Fozzie en un episodio de los "pequeñecos").

El undécimo enigma
-¿Por qué el mandril tiene el culo rojo y pelado?
-Por razones estéticas (y, si no me crees, pregúntales a sus partenaires sexuales qué opinan al respecto)


Si alguno de nuestros lectores, lectoras o similares desea profundizar en la sapiencia de Justina, puede pulsar AQUÍ para más información.


Aunque ya hemos avisado acerca de los posibles efectos secundarios...






(Adaptado de la revista digital "Again with the Blues", enero del año 2000).












.

No hay comentarios: